Todo sobre las Sombras de Ojos

¿Qué son las Sombras de Ojos?

La sombra de ojos es un cosmético de uso muy común que se aplica en los párpados y debajo de las cejas. Su finalidad es otorgar distintas tonalidades y luz a los ojos y realzar su belleza natural .¿Cómo consiguen esto? Estos cosméticos crean una combinación de colores y sombras con las que la mirada luce más profunda y expresiva. La convierten en el elemento más brillante y atractivo del rostro. Este cosmético se presenta en el mercado en formas variadas y, aunque generalmente suele tener forma de polvo, también puede encontrarse líquido, de lápiz o de mousse.

La sombra de ojos se utiliza habitualmente a diario y proporciona a las usuarias un aspecto cuidado y, por qué no decirlo, también un toque de sofisticación. Se usa también de forma frecuente en las artes escénicas para crear un aspecto memorable o elegante. Durante los años 30 del siglo XX, estuvo omnipresente en el cine y la práctica totalidad de las actrices la aplicaban en su rostro. ¿Quién no recuerda la potente y firme mirada de Mae West, realzada con sombra de ojos?

La sombra de ojos: un cosmético con una larga historia

Pero éste no fue ni mucho menos el origen de este cosmético y para encontrar los primeros indicios de su uso debemos retrotraernos varios siglos atrás. Ya en el Antiguo Testamento (Ezequiel, 23:40) se alude al uso de sombra de ojos durante los entierros egipcios en el año 10.000 antes de Cristo. Pero especifiquemos un poco más acerca de cómo se utilizaban lo derivados de este producto en las antiguas civilizaciones:

• En Egipto:  Era habitual el uso de cosméticos por parte de los hombres y las mujeres. Los antiguos pobladores de la cuenca del río Nilo guardaban el maquillaje en vasijas pequeñas de forma redonda y, cuando lo aplicaban, lo hacían acompañados de espejos de plata o cobre. Entre estos elementos de belleza se encontraba la sombra de ojos, la cual utilizó, entre otras, la reina Cleopatra. Seguro que al nombrar a esta mujer te ha venido a la cabeza Elizabeth Taylor en la película en la que la interpretó, grabada en la década de 1960.

• En la antigua Grecia:  los productos de belleza y maquillaje también eran utilizados por ambos sexos. Fueron intercambiados en abundancia entre los distintos puntos del Mediterráneo durante la Edad Antigua. La sombra de ojos era un elemento importante dentro del “tocador” de estos pobladores.

• Los Romanos: Importaron los cosméticos que utilizaban los ciudadanos de los territorios que abarcó su Imperio y los implantaron en su vida diaria. La sombra de ojos, al igual que en Egipto, estaba compuesta por Kohl, una especie de hollín que creaba una impresión de profundidad en la mirada. No era el único producto de belleza que se aplicaban los habitantes de Roma, ni mucho menos, pues también usaban aceites en abundancia.

Con estos ejemplos queda claro que la sombra de ojos ha sido muy valorada por diferentes civilizaciones hasta a la actualidad. Hace unos siglos, su composición era muy rudimentaria, mientras que hoy, con el dominio de diferentes productos químicos, es más fiable y efectiva. Su influencia en algunos estilos de moda es crucial y no se concibe un look años 30 o gótico sin su presencia. En algunas culturas orientales, como la japonesa, su importancia ha sido crucial y continúa siendo importante en el maquillaje de las mujeres.

 

Tipos de Sombras de Ojos

tipos-de-sombras-de-ojos

 

 

 

 




El mercado ofrece hoy muy diversas alternativas en sombras de ojos. Con su uso, los ojos podrá tener más profundidad, más brillo; mostrarse más grandes o más pequeños; o más juntos o separados. Este cosmético se vende en diferentes formatos, desde en forma de mousse hasta líquido o en polvo. Unos se adaptan mejor que otros a cada mujer y a su tipo piel. Por ejemplo, las que tengan una piel grasa obtendrán mejores resultados con la sombra de ojos en polvo. Por contra, ésta será perjudicial para las que padezcan una piel seca y preferirán la sombra líquida.

A continuación, se explican los diferentes tipos de sombra de ojos que se pueden encontrar en el mercado:

1.-Sombra de ojos en polvo: Es la tradicional, la de toda la vida. Se puede encontrar en tonalidades brillantes y mates. Es la más recomendable para uso diario, salvo que se tenga la piel seca. Son las más económicas y todas las mujeres que utilicen este producto habitualmente la han adquirido alguna vez. Su principal desventaja es que dura menos que los otros formatos de sombra de ojos, aunque con el uso de un fijador perdurará más tiempo.

2.-Sombra de ojos en crema: Su punto fuerte es su extraordinaria duración, aunque suele causar un problema, y es que se suele cuartear en los pliegues de los párpados. Se extiende de una forma muy sencilla, aunque se difumina bastante peor que el formato en polvo. Suelen ser brillantes, de colores intensos y muy opacas. Su textura es suave y ofrecen muy buenos resultados durante la noche.

3.-Sombra de ojos en lápiz: Se aplica con el elemento alargado que trae consigo, en forma de lápiz. Está también muy extendida. Su textura es cremosa, se administra muy fácilmente y suele durar intacta bastante tiempo. No obstante, si no se difumina bien, puede dar lugar a antiestéticos pliegues en el párpado.

4.-Sombra de ojos líquida: Se suelen presentar en formato de tubo con un aplicador en esponja al estilo de los gloss. Su textura es suave y es especialmente recomendable para aquellas mujeres que tengan la piel reseca, pues no la deshidratará. Se extiende de forma fácil con el lápiz que incluye. Entre sus inconvenientes se encuentra que es algo pegajosa al tacto. Entre sus ventajas, que dura bastante tiempo.

5.-Sombra de ojos volátil: Se comercializan en frascos pequeños de muy diferentes tonalidades y se aplican en el rostro preferiblemente con un pincel. Se debe tener un especial tacto para su uso, ya que si no se calcula bien la cantidad, puede generar un resultado más intenso de lo deseado y bastante antiestético.

comments powered by Disqus